10 December 2016

¿Qué es lo que realmente nos produce felicidad?





Lunes por la mañana: 7 DE LA MAÑANA. Suena el despertador, subes la persiana y llueve, hace viento. Te pones el albornoz, enciendes la cafetera, y con cara de confusión, con los ojos más cerrados que abiertos piensas: “menuda siesta me voy a echar hoy”. Parece que el descanso es lo único que nos puede aportar un poco de felicidad en ese día que, de primeras, parece tan gris.

Martes por la mañana: 7 DE LA MAÑANA. Suena el despertador, subes la persiana, es verano, ves el mar. Cortas rodajas de sandía, miras por la ventana y piensas: “Cuántas cosas puedo hacer hoy”.

Dos escenas tan parecidas y a la vez tan distintas. En la primera parece que el descanso es lo único que nos va a aportar felicidad en nuestra frenética rutina, no podemos esperar a nuestra amada siesta y demasiadas veces durante la semana soñamos con el seductor fin de semana en el que descansaremos de todo el ajetreo de la semana.

Por otro lado, en la segunda escena sentimos que cuanto más largo sea el día mejor, cuanto más paladeemos ese veraneo mejor nos vamos a sentir y cuanto más conozcamos y sintamos que nuestro tiempo ha sido aprovechado correctamente más felices seremos. No importa madrugar, nos despertamos enérgicos y descansados a cualquier hora del día.

Pero ahora paremos un momento y reflexionemos: ¿realmente el descanso, el estar haciendo “nada” produce la felicidad qué creemos?; ¿Qué produce más felicidad un día ajetreado repleto de actividades o un día en el que lo único de lo que hay que preocuparse es de descansar?  Alan Gilbert, psicólogo social y experto en felicidad en la Universidad de Harvard, se planteó estas mismas preguntas y como todo científico curioso, quiso responderlas. Comenzó a investigar, a hacer análisis cerebrales, test o simplemente preguntar a distintos grupos de personas para descubrir qué les producía bienestar.

Sus resultados son sorprendentes y contradictorios con todo lo que se ha creído hasta ahora ya que, aunque parezca imposible, el descanso produce poquísima felicidad, tan poca que tus niveles de felicidad son los mismos que cuando estás trabajando. No, no os estoy engañando y Gilbert no se ha inventado sus resultados: ¡estar sentado en tu mesa matando la jornada de 8 horas produce la misma satisfacción que estar tumbado en un sofá descansando! 

Pero, si esto es así: ¿Qué nos produce felicidad y por qué soñamos con el descanso?

Descansar nos produce menos felicidad que estar viendo la televisión ¿Por qué? Al descansar nuestra mente empieza a divagar, a pensar en muchas cosas que normalmente no tenemos tiempo de plantear: qué tenemos que hacer la semana que viene, qué será este dolor en la espalda o cualquier otra preocupación que nos solemos plantear.

¿Qué nos hace felices entonces?
1.     Las experiencias: Irnos de viaje nos producirá mucha más satisfacción que comprar un coche nuevo. Las experiencias activan nuestra mente, nos proporcionan recuerdos eternos y nos producen una satisfacción que no nos genera ningún bien material.
2.     Compartir: Comprar un café a un extraño nos producirá más satisfacción que comprárnoslo para nosotros. ¿Por qué? El café que te compras para ti lo disfrutarás esos 5 minutos que tardas en tomártelo, en cambio, regalar uno a otra persona producirá un increíble sentimiento de agradecimiento y una fantástica anécdota que compartir. Compartir genera experiencias.
3.    El placer de las pequeñas cosas: Es mucho más satisfactorio encontrar pequeños placeres en tu día a día que buscar una sola cosa que te produzca felicidad durante todo el día.

Explicaré más en detalle todos estos puntos en diferentes entradas del blog ofreciendo actividades y formas de potenciar nuestro bienestar teniendo en cuenta las claves de la felicidad que nos ofrece Gilbert.

Si os ha sorprendido esta información no dejéis de ver el TED talk de Daniel Gilbert “The Science of Happiness: What Your Mother Didn't Tell You” (https://www.youtube.com/watch?v=BwQFSc9mHyA) en el que explica esto y muchos otros detalles de la Ciencia de la Felicidad.


¡Disfrutad de la semana y sobretodo, CREAD EXPERIENCIAS!

1 comment:

  1. Nunca lo había visto así. Quizá había sobrevalorado la importancia del descanso en relación con el bienestar. Este nuevo punto de vista me ha convencido.

    ReplyDelete